miércoles, 11 de agosto de 2010

La Borda de Lana (Casa Perú)

A medio camino de la senda que lleva de Bagergue a Varradós (Valle de Arán) encontramos el “comedor de verano” del restaurante Casa Perú, un restaurante de dilatada historia y, para algunos, de contrastada solvencia que, hace unos años, decidió comenzar a ofrecer sus servicios estivales en una borda (RAE: En el Pirineo, cabaña destinada a albergue de pastores y ganado) en medio de la nada.

Gracias a una pista forestal es posible llegar a la Borda de Lana cómodamente sentado en cualquier tipo de vehículo (no se precisa un todoterreno), no obstante, el paisaje que rodea la excursión bien merece dejar el coche en Bagergue o Unha y “hacer camino andando” durante algo más de una hora hasta llegar al restaurante. Además, ¿Qué mejor que sentarse a comer con hambre?

Vistas las vistas –perdonadme el pobre juego de palabras- queda claro que el marco es un gran argumento para visitar –éste es ya un flagrante abuso- la Borda de Lana. El problema: que es prácticamente el único.

Paisajes bucólicos en los que encontrarse a uno mismo, o lo que se busque y un servicio amable y voluntarioso se antojan insuficientes para compensar su vulgar y desfasada en cuanto a la relación calidad-precio oferta gastronómica.

La comida del pasado sábado no comenzó del todo mal gracias a un correcto surtido de quesos y patés, en el que destacaban, principalmente, los segundos.


Y a unas decentes tostadas occitanas o, lo que es lo mismo, unos montaditos de rulo de cabra y tomates semi-secos confitados.

Los problemas sobrevinieron con una tortilla de patatas (18 €) que, de haber visto, en cualquiera de las mesas aledañas, su color antes de la elección seguro que hubiese prescindido de ella.

Y todos los temores se confirmaron con un trío de longanizas (negra, butifarra y de huevo) de calidad menos que justa, en el que lo más destacado eran las patatas fritas que las acompañaban: excelentes; y su más que correcto punto de cocción: en su punto, pero no carbonizadas como en tantas ocasiones sucede. Nunca he comprendido ese empeño, ciertamente extendido, de muchas braserías, en conseguir que carne y brasas lleguen a confundirse –no se si por sus actos, pero sin duda, por su color, en muchas no las conoceríais (distinguiríais)-.

Con el postre, una de cal y otra de arena. Así, el requesón era más que correcto, en cambio, a la miel que lo regaba le hacía sombra hasta la miel de mil flores –con lo buenas que es las de naranjo o romero- de la Granja San Francisco.

En definitiva, si París bien valía una misa, el paraje en el que se encuentra la Borda de Lana bien vale pagar la “dolorosa” mirando para otra parte, o no.

Vino: Finca Resalso 2009. Bodegas Emilio Moro (Tinta Fina). Magnífica relación calidad-precio.

Precio: 42 €
Calificación: 11/20

Indicado: Iniciar o persistir en un idilio con la naturaleza.

Contraindicado: Para los que consideran que la naturaleza no tiene precio, pues aquí te la cobran, y mucho.

Bagergue (Valle de Arán)
Tel.: 639 724 983

6 comentarios:

  1. Vamos que te ha pasado lo mismo que a los del anuncio de la fabada. Te recomiendo una visita urgente al restaurante CASA ROCA de Sant Martí de Barcedana (Pallars Jussà).
    Y en otro orden de cosas, no menos importantes,
    te sugiero que incorpores en tu blog un traductor a otros idiomas, entre ellos por supuesto el catalan. O bién que des un paso delante y escribas tu blog directamente en catalan, con traductor a otros idiomas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, como estas ???
    Permiteme presentarme soy Claudia administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y me parece un exito, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu página.
    Un beso
    claudia.g.c000@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota.

    Respecto la incorporación de un traductor automático debo confesarte que, a pesar de haberlo valorado durante un tiempo, las traducciones que he podido leer en otros blogs me parece que desvirtúan tanto lo que uno escribe que, en el fondo, un flaco favor prestan al blog al que se incorporan.

    Por último, y en relación al paso al frente que me sugieres –recomendación que aprecio muchísimo- debo decirte que, por ser este un blog incipiente y por el tipo y geografía de los restaurantes sobre los que escribo mis crónicas, creo que el castellano es la mejor opción, sin perjuicio de lo mucho que me guste escribir en esta lengua. Además, en el periódico ilerdense el Segre ya sacio mi sed de escritura en catalán con una crítica gastronómica semanal en su suplemento dominical.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Claudia por tus amables palabras y por la ayuda ofrecida.

    Un petó,

    eduard

    ResponderEliminar
  5. estuve allí .... y salió esto:

    http://www.vimeo.com/27458589

    Saludos,

    Joan

    ResponderEliminar
  6. Es que el el paraje es espectacular, Joan.

    Un saludo,

    eduard

    ResponderEliminar